Skip to content

Vainas para espadas medievales

14/10/2011

Hace un tiempo hice una vaina para una espada basada en el tipo A de Petersen (más o menos del final del s VIII). Se trata de un tipo relativamente complejo de vaina medieval porque las que vendrían luego son más sencillas. Variaciones de este tipo de vaina se ven desde el s VI al IX. Parece ser que después ya son de dos valvas sencillas recubiertas de cuero o lino.

En principio hay elegir madera. Para eso es necesario saber que hay dos tipos básicos de corte de tablas: radial y tangencial.

 

El de arriba es el “corte tangencial” o “corte en flor” (porque las vetas se ven como una flor). El de abajoa  la derecha es “corte radial” o “rayado” (porque las vetas se ven como rayas ). El de abajo a la izquirda, en cambio es el famoso “corte de mierda” que no es lo uno ni lo otro y suele no servir para nada. Pero a veces es lo únicoque tenemos.

El corte afecta la manera en que la madera se deforma. La mayor parte de la deformación ocurre en sentido perpendicular a los anillos de crecimiento. Esto implica que una madera de corte tangencial se deforma mucho mas hacia arriba o abajo que hacia los lados. Eso es útil para la mayoría de las aplicaciones porque esa deformación, siendo en el sentido del espesor limitado de la tabla, se puede corregir. En el corte radial la deformación que tenemos es hacia los lados y esto es catastrófico para el aprovechamiento de la madera dentro de una estructura o un mueble.

De ahí que la mayor parte de las tablas estén cortadas de manera tangencial. Pero en la vaina de una espada las deformaciones que tememos son hacia los lados ya que, por la misma estructura hueca que tiene es poco probable que se defome en el plano de filo a filo. Asì es que termina siendo preferible tener una tabla de corte radial aunque sea más difícil de conseguir.

Qué madera elegir no es una cuestión tan compleja. Una madera blanda de vetas derechas y poco resinosa es lo mejor. Los cedros que se consiguen en Argentina son resinosos y terminan manchando la hoja, además de tener un olor fuerte. Mis preferidas son marupá, haya europea, lenga, pino Paraná sin nudos, etc.

Una vez ubicada una tabla que cumpla esos requisitos lo ideal es abrirla al medio para hacer las dos valvas. Si la tabla se muy fina pueden cortarse las dos valvas  una la lado de la otra.

¡Pero no de cualquier manera!

Lo primero que hay que entender cuando encaramos un trabajo de madera es que siempre es mejor viruta que aserrín. Hay que tratar de hacer todo haciendo viruta. Para ello hay que entender cómo funciona el corte de la madera. La madera se corta mejor para un lado en particular. El gráfico intenta explicarlo

Y ojalá todo fuera así de simple pero si la veta es paralela al plano de la tabla podemos encontrar zonas de la misma cara con diferente sentido de corte. Lo mismo si la veta se dobla en varios sentidos (“veta revuelta”)

Cuando cortamos dos valvas de una sola tabla hay que tratar de que al menos  los filos queden para el mismo lado de manera de que cuando la vaina esté armada cada canto tenga el mismo sentido de corte de madera. Porque si no pasamos el cepillo, mientras que una valva queda bien, la otra se rompe. Y como trabajaremos con un borde muy fino una rotura asi puede ser catastrófica.

Si trabajamos con madera derecha la cortamos y la armamos solo teniendo en cuenta el sentido de corte. Si trabajamos con madera ligeramente torcida podemos cortar las dos valvas gruesas y desbastarlas hasta que quedan derechas. Si no hay material para desbastarlas entonces no hay mas remedio de armarla procurando que ambas caras tengan la deformación de manera opuesta, para que se mantenga derecha. Hay que aunar eso al sentido de corte.

Cómo se deduce: usar materia prima buena ahorra mucho esfuerzo.

Ahora bien, una vez que conocemos nuestra tabla, que nos costó tanto encontrarla y ya aprendimos a quererla, es hora de marcar las piezas a cortar.


Esta vaina sigue, más o menos, un patrón que puede encontrarse las del siglo VI al VIII y es el más complejo. Las posteriores son más sencillas.

Consta de vaina propiamente dicha y tapa.

Primero marcamos la tapa. Es la misma forma de la hoja mas dos o tres mm de cada lado. Hay que agregar un poco de material para la punta, por si una vez terminada queremos recortarla .

La mejor manera de marcar una silueta más grande que la hoja en sí es marcar dos siluetas dela hoja desfasadas, como se muestra.

Con la tapa cortada y cepillada un poco a medida hacemos lo mismo pero esta vez usando la pieza de madera en vez de la hoja. En consecuencia la hoja entra en la tapa, la tapa entra en la vaina. Pero esta vez el margen puede ser algo mayor. Digamos 5mm

 

Advertencia: Si la hoja de la espada es asimétrica hay que marcar una silueta que sea la suma de ambos lados o la espada no entrará de un lado!!!.

El siguiente paso es cortar la silueta de la tapa de manera de que entre dentro de la vaina. Cuánto debe entrar dependerá de que tan gruesas sean las valvas inicialmente pero alcanza con 4mm de profundidad.

 

Aquí dentro es donde meteremos la hoja. Y nos quedará un solapamiento de una valva (lo que llamaré “vaina”) sobre la otra (que llamaré “tapa”).

 

Ahora sí, marcamos la madera para cavar el lugar donde entrará la hoja

 

Ayuda marcar las líneas de los biseles. Yo desbasto el grueso con un router o fresadora de mano y termino con formón o gubia.

 

Este formón está hecho con una lima vieja, doblada y afilada. Se aprecia la cantidad de viruta.

Ahora tenemos tallada  la concavidad que parece que contiene la hoja (Cuidando de dejar chatos unos 2mm alrededor del borde interno de la vaina porque ahí es donde se pega una valva con la otra).

Para comprobar que el ajuste sea correcto rayamos la hoja con lápiz y la presentamos, luego la sacamos y vemos dónde quedó la vaina manchada.

 

En esos lugares continuamos trabajando con el formón. Cuando las manchas son en casi toda la vaina, es decir cuando la vaina se ajusta más o menos bien a toda la hoja sin rozarla con ninguna protuberancia, entonces tenemos que tener algo que se ve así

 

Notar que alrededor de toda la concavidad hay unos 2mm de madera chata donde apoyará la tapa.

Ahora es tiempo de hacer lo mismo con la tapa.

Tenemos que lograr que con la vaina sujeta con prensas suavemente o con un hilo enrrollado se pueda meter y sacar la hoja con facilidad, sin trabarse, de ambos lados y aún en el caso de meterla medio torcida.

Cuidado que la vaina es más grande en días de humedad y más chica en dias secos y calurosos. Y ni te cuento cuando le pegó el sol un rato porque la dejaste en el jardín mientras hacías el asado o Harald Hardrada no se decide a atacar hasta pasado al mediodía. Así que siempre es más seguro floja que apretada. Pero apretada es más lindo. Una solución es hacer el ajuste final con las piezas bien secas de pasar una noche en un lugar caliente de la casa. 

Cuando se consigue eso si la vaina que queremos simular es posterior al s IX lo ideal es pegarla y ya. Si no, pues hay que hacerle un forro. Por eso debemos dejar el ajuste mucho mas suelto. O poner el forro de manera que cubra la zona de apoyode la tapa y de esa manera queda automáticamente ajustada la diferencia. Pero por alguna razón loca no lo hice así en esta vaina.

El forro es lino o lana. Hoy por hoy lana pura hay poca. Lino puro no hay. Digan lo que digan en la sedería las telas de hoy en día distan de las antiguas. Así que conviene usar algo que parezca un pedazo de tela antigua.

Nada de colores chillones ni un millón de nudos por cm cuadrado. Algo basto de entramado simple. Yo encontré una tela de tapicería bastante primitiva que me gustó.

La pegué con vinílico pero creo que mejor hubiera sido pegamento de contacto.

 

Una vez pegadas lo ideal es desbastar la vaina hasta lograr que la parte más gruesa sea menor que la  guarda. Y que se vaya afinando hacia la punta. Un solo cm de espesor en la punta es cerca de lo máximo que se puede permitir. Más que eso no tenemos vaina, tenemos una caja para guardar la hoja .

La vaina debe seguir la forma y el estilo de la hoja. Dependiendo la época podemos dejarla de sección ovalada, hexagonal, romboidal, etc. Pero siempre tiene que tener una forma grácil que sea fiel a la hoja que guarda, no un sarcófago para enterrar la espada.

 

Como se ve en la foto el solapamiento de la vaina sobre la tapa no es de mucho mas de 2mm de ancho pero asegura que el filo no se mete en la unión entre valvas. Un método similar se usa en las vainas de espadas japonesas.

El recubrimiento puede ser de lino, cuero o una combinación de ambos.

Una manera es la siguiente:

 

Para este estilo hay una buena cantidad de evidencia gráfica

 

Sin embargo las variantes de recubrimeinto son algo a lo que voy a dedicar un artículo separado.

FAQ:

“¿Tanto lío sólo para el alma de madera de una vaina? ”

Pues sí. Claro que siempre pueden hacerse las cosas de una manera más precaria ¿Pero por qué? La mayoría de las cosas que hay que hacer son nada más que un conjunto de elecciones y hacerla de otra manera en realidad trae  complicaciones. Puede usarse una lijadora para dar la forma. Pero nos llenamos de serrín y es fácil pasarse y arruinarlo todo. Puede hacerse un hueco cuadrado y que entre la hoja y listo, después de todo es un tipo de hoja muy plano. Pero cuando se meta la hoja es posible que entre torcida un buen trecho y se note, o que quede poco materialpara hacerla finita y ajustada ala hoja. En fin, todas las claudicaciones se pagan caro y terminan siendo contraproducentes cuando uno tiene que despuñés ir agregando trabajo y materiales en el recubrimiento.

“¿Estamos seguros de que se hacía así?”

No. En principio no me queda claro hasta qué punto las dos valvas se pegaban o si todo lo sujetaría el recubrimiento. Hay unas vainas para sables del norte de África que son solo una valva y el recubrimiento de cuero solo sostiene la vaina de un lado. Constructivamente podría hacerse así con dos valvas sujetas solo con el cuero el lino de afuera.

“¿No queda débil de tan fina?”

No. Con el revestimiento correspondiente la vaina es más que suficientemnte fuerte para darle unos chirlos al crío de la casa o incluso a los perros más rebeldes. Se lo puedo garantizar.

“Tengo una madera que encontré en el fondo de casa que es así y asá ¿Se puede usar?”

No sea ratón y compre madera nueva.  La madera vieja del mueble del abuelo tiene olor a humedad y ese olor no se va nunca nunca nunca.

¿Que hago si me quedó muy apretada?

Aceite de lino con trementina en la hoja. Se pone la hoja y se deja en un lugar seco y caliente de la casa. Un día o más. Pero cada vez que se seque puede que aprete un poco.

 

Anuncios
8 comentarios
  1. marcos permalink

    Exelente todo lo que has mostrado, gracias por enseñar.

  2. Muy buen tutorial! Se agradece.

  3. Nicolás permalink

    Muy buen tutorial muchas gracias por compartirlo.

  4. Angel permalink

    Hola, estoy aquí porque con unos amigos queremos hacernos espadas de soft combat (combate ligero con armas inofensivas hechas con una varilla de fibra de vidrio que hace de columna vertebral, goma espuma o cualquier material blando pero resistente para hacer la hoja y un cilindro de madera de unos 3-4 cm mas que el ancho de la palma de la mano para la empuñadura (Se agujerea por el centro verticalmente con un taladro con una broca del mismo grosor que la varilla para que encaje, se encola la varilla y luego se hacen dos partes simetricas de la espada con el material que se tenga (goma espuma u otros) y se pegan rodeando la varilla
    como un sandwich (buscar imajenes en google de espadas de sot combat para ver mejor de que hablo) pues bien cuando esté la espada hecha, querré hacer una vaina y la espada que quiero hacer es recta mas o menos así I===I::::::::::::::::> si la vaina la hago vaciando dos rectangulos de madera (del ancho de la espada) con una lijadora y lo hago bien quedará bien ajustada ¿no? es que solo disponemos de una sierra automatica (la cual sabemos usar sin peligro), una lijadora eléctrica y papel de lija, y aunque tuviesemos la “espatula” (LO SIENTO tenemos 16 años y no somos ni carpinteros ni ebanistas ni nada, solo fans de los juegos RPG y los animes y no se como se llama esa herramienta que se golpea con un martillo para “lijar” la madera) Creo qu eme he pasado un poco con lo largo del texto pero espero que me puedan resolver la duda, gracias.

  5. hola leonardo .soy la persona que trabaja el cuero .lionel estoy interesado en algun cuchillo .perdi tu direccion y telefono.te agradeseria si te comunicas ,o me pasas los datos .yo te puedo pasar un fasebook ,que es turchia diseño en cuero ,grasias.

  6. alex_delarge16 permalink

    muy lindo el lapiz de mickey mouse jajajajaja

  7. Emanuel permalink

    Hola, sé que el post es viejo, pero seguís realizando vainas para espadas? Las harías a pedido?

Trackbacks & Pingbacks

  1. Vainas de espadas

opine que es gratis

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: